Pudding de chocolate con ciruelas y de vainilla

Hoy os enseñaré mis dos variaciones de pudding de leche.

Pudding de chocolate con ciruelas

image00002

Otra vez es una inspiración de la cocina polaca. Es una versión vegana de budyń polaco. Es como kisiel, que podéis ver aquipero con la base de leche y sin huevos como en la versión original.

La primera propuesta es de cacao con trocitos de avellanas y ciruelas. Gracias a frutas el postre no es demasiado dulce y pesado. Otro pudding es un clásico para los amantes de vainilla.

Ingredientes ( 3 porciones ):

1 tirita de chocolate negro

1 1/2 de cucharada de cacao puro

-2 vasos de leche de soja u otro vegetal

-1 cucharada de azúcar o sirope de agave

-1 puñado de avellanas

1, 2 ciruelas

1 cucharada grande de almidón de patata o de maíz

Preparación:

En una cacerola calentamos a fuego lento la leche con el chocolate y el azúcar. Echamos el cacao y lo mezclamos todo muy bien para deshacernos de los grumitos. Después de un momento echamos las ciruelas cortadas junto con las avellanas. En un vaso a parte mezclamos el almidón con un poco de leche fría y lo añadimos lentamente a la cacerola moviendo todo el rato. Movemos sin parar hasta conseguir una consistencia satisfactoria. Ya está listo ! Podemos disfrutar de un postre casero fácil y rápido.

Pudding de vainilla natural

image00024

Ingredientes:

2 vasos de leche vegetal

1 cucharada de azúcar

-2 vainas de vainilla

1 cucharada de almidón de patata o de maíz

Preparación:

Primero sacamos los granitos de las vainas, para ello las cortamos a lo largo por el borde y sacamos con un cuchillo las semillas. En una olla echamos la leche, el azúcar y los granitos de vainilla junto con las vainas vacías. Lo calentamos todo y lo movemos con una cuchara. (No lo hervimos!) En otro lado mezclamos el almidón con un poco de leche fría (es importante que este fría). Echamos la mezcla a la olla moviendo todo el tiempo. Cuando se comience a enfriar será más denso. Encima podéis poner lo que queráis. Siropes de frutas, frutos secos o mermeladas. Yo puse mermelada de higos y piel de lima para romper el aburrimiento. Podemos servirlo frío o caliente.

Consejos:

Siempre hay que deshacer el almidón en la leche fría y entonces echarla en la caliente porque al revés se nos harán grumitos que no queremos. Lo mismo con calentar la leche. Solo la calentamos a fuego lento, porque cuando la hervimos se creará una capa fea encima. Una cucharada de almidón por cada dos vasos de leche esta bien. No pongáis demasiado, porque cuando se enfría se hace más denso. (yo he usado almidón de patata)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s